Labores ingeniosas

Conservar la vida es el objetivo de todos los animales. Todo esfuerzo, búsqueda o acción está dirigido al propósito de sobrevivir.

Para sobrevivir, algunas especies dependen de su camuflaje, otras de su potente veneno y otras más de su fuerza o velocidad. Pero en algunas, la recursividad es la mejor estrategia para lograrlo. Las nutrias marinas son un buen ejemplo de lo que puede hacer un animal con su ingenio. Estas habitan en lugares en donde abundan animales de concha dura que no pueden abrir con sus dientes y garras. Por eso, aprendieron a usar piedras para poder abrirlas y así conseguir un alimento que para otros animales sería difícil de obtener. Otros seres saben que la comida que abunda a su alrededor no durará para siempre, ya sea porque llega el invierno o porque habrá sequía. Por lo tanto, se esfuerzan en ahorrar la mayor cantidad posible y almacenarla para cuando la necesiten.

Los carpinteros belloteros, las hormigas y las abejas ahorran para las épocas de escasez. Los osos pardos tienen una variación muy interesante de esta práctica: en vez de almacenar alimentos, se dedican a comer en abundancia durante los meses cálidos, acumulando grasas que les permitirán pasar varios meses en su madriguera sin comer. El ingenio de los animales se equipara al del hombre cuando se trata de construir, y así lo observamos en sus madrigueras, refugios y nidos. ¿Has visto un hormiguero? En apariencia, es un simple montón de tierra, pero en realidad es toda una obra de ingeniería que resiste fuertes tormentas. Si comparamos la conducta de los otros animales con la nuestra, nos daremos cuenta de algo muy revelador: no somos la única especie que utiliza el ingenio, la inteligencia y la previsión para desarrollar estrategias para sobrevivir.

 

RECURSIVIDAD Especies muy ingeniosas

 

Labores ingeniosas 1

 

Pinzón carpintero

Este pájaro sabe fabricar y utilizar herramientas. Él toma una rama o una espina de cactus con su pico para atrapar su alimento favorito: larvas que se esconden en las cortezas de los árboles. El pinzón ensaya y experimenta, y cuando descubre una larva trata de sacarla. Pero si su herramienta resulta muy larga, la recorta y la vuelve a usar, hasta que tiene el tamaño correcto para cumplir con su objetivo.

Lémures

Estas criaturas de cola larga y ojos saltones responden con ingenio ante los desafíos de su ambiente. Cuando llega la época de sequía buscan conchas de caracoles para beber el agua que queda en su interior. Otras recurren a un repelente natural único: toman un milpiés vivo y le dan suaves mordiscos para estimular que suelte un veneno. Luego, con cuidado, lo cogen y lo frotan sobre su cuerpo. Así, quedan protegidas contra insectos y garrapatas.

Labores ingeniosas 2

 

AHORRO Guardar para tiempos de escasez

Labores ingeniosas 3

 

Carpintero bellotero

Antes de que llegue el invierno, cuando el alimento es escaso, estas aves recogen unas frutas llamadas bellotas y las almacenan en agujeros que hacen en los árboles. Así, resultan construyendo auténticas despensas donde caben miles de semillas. Como las bellotas quedan a la vista, los carpinteros vigilan constantemente sus valiosas reservas de comida. También guardan insectos y otros frutos.

Ardilla zorro

Para asegurar su alimentación durante el invierno, esta ardilla esconde cientos de avellanas, nueces, bellotas y almendras en diferentes lugares del bosque. Meses después, recuerda con precisión dónde guardó cada fruto. Si solo se orientara por su olfato, encontraría los frutos que otras ardillas han escondido, pero hace uso de su sorprendente capacidad de orientación para encontrar lo que ella misma guardó.

Labores ingeniosas 4

 

INGENIEROS DE LA NATURALEZA Construcciones asombrosas

Labores ingeniosas 5

 

Castor americano

Este familiar de los ratones es un gran ingeniero que planifica y construye represas en los ríos para hacer su madriguera. Primero, corta con sus dientes los troncos de árboles y los acumula junto con piedras, barro y ramas. Con estos materiales fabrica una casa con la entrada sumergida que cuenta con un espacio para almacenar la comida que necesitará en el invierno y con una cámara para resguardar a sus crías. Hay castores tan trabajadores que logran construir represas de más de 500 metros de largo, lo que equivale a 42 buses puestos uno detrás de otro.

Termitas

Las termitas utilizan saliva, heces y madera molida para construir termiteros que pueden llegar a medir hasta ocho metros de altura, lo que equivale a un edificio de casi tres pisos. Estos nidos, que albergan millones de termitas, cuentan con aireación para que la colonia siempre tenga oxígeno, refrigeración para mantener la temperatura fresca, despensas con reservas de alimentos, zonas para individuos especializados en defensa, construcción, cultivo y hasta guardería. Además, tienen una cámara especial para la termita reina, que es la que se encarga de poner los huevos.

Labores ingeniosas 6

 

Para descargar el libro en PDF por favor diligenciar el formulario